17. El contra ataque del PLC

Según El Arte de la guerra del estratega chino Sun Tzu, la mejor defensa es el ataque; en asuntos de guerra y quizás en el fútbol, esto es acertado. Pero, por ejemplo, los ataques y reacción de Alemán y algunos del PLC mediante acusaciones infundadas contra Bolaños y varios de sus colaboradores, les resultó como boomerang, porque más bien sirvió para que la Contraloría General de la República iniciara investigaciones en los bancos donde encontraron cuentas bancarias del PLC que no habían sido declaradas en su oportunidad al CSE.



Sarta de contradicciones del PLC


El 30 de abril de 2002 se publicó en el diario La Noticia —periódico cuasi oficial del ex presidente Arnoldo Alemán— una declaración del doctor Leopoldo Navarro, ex vicepresidente de la República, expresidente del PLC y director del CEN de ese partido, en la que dijo: “Lo que dicen que es dinero tomado para la corrupción, en realidad fue usado para la campaña presidencial”.


El documento destaca que:


El Partido Liberal le da un no rotundo a la corrupción y está dispuesto a colaborar para que haya cero tolerancia para la corrupción en nuestra nación, pero hay que recordar que mucho de lo que se percibe como corrupción son acciones cuyo fin era movilizar financiamiento para cubrir los costosos gastos políticos que, entre otras cosas, lo llevaron a usted al poder.1


El secretario nacional del Partido Liberal Constitucionalista (PLC), René Herrera, admitió que sus líderes presentaron un documento al mandatario durante el desayuno al que asistieron el viernes pasado a su casa de habitación, ubicada en El Raizón, pero negó que se haya hecho alusión al supuesto financiamiento ilegal de su campaña electoral. Y expresó que “don Enrique vio el documento de manera positiva, es un documento que reitera el respaldo a su condición de presidente de la República”.


El ingeniero Bolaños refutó la versión del doctor Leopoldo Navarro y remachó en diferentes intervenciones que su campaña se administró separada de la de los diputados del PLC y agregó:


El dinero para mi campaña no salió de los recursos del Estado. Yo no sé de dónde salió el financiamiento de la campaña de los diputados [del PLC] porque no la manejé yo. Los que manejaron mi campaña fueron don Eduardo Montealegre y Miguel Ángel García, [quienes] tienen exacta la contabilidad, hasta el último papel.


El grupo cívico Ética y Transparencia demandó a la Contraloría General de la República investigar los fondos que utilizó el gobernante Partido Liberal Constitucionalista (PLC) durante la campaña electoral del año pasado, a raíz de un documento publicado por este partido político dirigido al presidente Enrique Bolaños. El señor Roberto Courtney, director ejecutivo del órgano de observación electoral expresó:


Tenemos una denuncia de admisión o confesión de parte del PLC, con respecto a haber utilizado indebidamente fondos o bienes de entidades del Estado para una campaña de un partido político, lo cual es eminentemente condenable y está penado por la Ley Electoral.2


Don Miguel Ángel García, ex director administrativo de la campaña presidencial de Enrique Bolaños, mostró copias de varias auditorías certificadas y 24 cajas llenas de cheques que confirman la transparencia en el uso de los recursos que ellos hicieron durante la campaña electoral pasada; sin embargo, dijo que ese informe no cubre los gastos que no estuvieron bajo su control dentro del mismo partido [en alusión a los gastos de la campaña de los Diputados del PLC].3


A pesar de que las declaraciones del doctor Leopoldo Navarro aparecieron publicadas en el diario La Noticia y en el periódico La Trinchera —ambos medios pertenecientes al diputado Arnoldo Alemán— el secretario nacional del PLC René Herrera aseguró que ese documento no es oficial del Partido, y dijo desconocer quién o quiénes lo elaboraron; y para tratar de enmendar la metida de pata dogmatizó que La Noticia tergiversó las declaraciones del ex vicepresidente Leopoldo Navarro.4


El 2 de mayo de 2002, diputados del PLC presentaron ante la Asamblea una propuesta de interpretación auténtica a la Ley Orgánica de la Procuraduría General de la República, misma que pretendía descalificar el papel beligerante de esta institución frente a los recientes casos de corrupción contra ex funcionarios de la administración de Arnoldo Alemán. La iniciativa de ley no prosperó.


El FSLN quiere sacar ventajas en este controversia y por ello el 3 de mayo el vicepresidente del Consejo Supremo Electoral, Emmet Lang (militante del FSLN), se presentó ante el presidente de la Contraloría, Francisco Ramírez, para denunciar el caso del financiamiento de la campaña electoral del Partido Liberal Constitucionalista (PLC), con fondos estatales, como lo admitieron el presidente honorario del Partido, Leopoldo Navarro, y la diputada Yamileth Bonilla.


Quizás por esa ventaja política que esperaba obtener Ortega, el 27 de junio el diputado Nelson Artola, del FSLN, presentó una moción en el plenario de la Asamblea Nacional para solicitar 60 votos para destituir a Enrique Bolaños por incapacidad mental. Clamó: “no hay otro tipo de salida que declaremos la incapacidad de la que es merecedor, y que se ponga a alguien que resuelva”.


Esta fue la burda excusa usada en 1947 para que Somoza diera un golpe de Estado al presidente Leonardo Argüello a 26 días de haber asumido la presidencia. Ahora, ¿estaba Ortega sirviéndole la mesa a Alemán para dar el golpe a Bolaños a los seis meses que le había recetado de antemano a la duración de esa presidencia?


La Revista Envío en su edición No. 244 reportó que:


La reacción más fuerte vino de los embajadores de los países de la Unión Europea, que el 28 de junio pidieron a la población que respaldara a Bolaños expresando su preocupación por el creciente enrarecimiento del clima político nacional.



El boomerang: la Huaca 2


Este contra ataque PLCista al presidente Bolaños y su equipo resultó, prontamente, en un boomerang contra el alemancismo, porque causó que se iniciaran investigaciones de parte de la Contraloría General de la República en las que descubrieron las rutas de manejo de cuentas ocultas del PLC en Panamá, llenas de dinero del Estado, caso que después llegó a llamarse La Huaca 2.


Para dejar constancia para la historia, a continuación se narran los hechos de esa Huaca 2:


Para participar en la contienda electoral, las organizaciones políticas Partido Liberal Constitucionalista, Partido Camino Cristiano Nicaragüense y Partido Resistencia Nicaragüense decidieron conformar una alianza de partidos políticos, la cual se formalizó por escritura pública número cuarenta y cuatro, autorizada por el notario Rúen Arias Bello, en la ciudad de Managua, a la una de la tarde del veintitrés de mayo de dos mil uno. Esta alianza se denominó Alianza PLC-CCN-PRN y los partidos que la integraron acordaron designar como representante legal propietario ante el Consejo Supremo Electoral al señor Wilfredo Navarro Moreira y como suplente al señor Orlando Tardencilla Espinoza, según consta en la cláusula octava de dicha escritura.


Tal como se ha dicho atrás en este escrito, en el 2001 se manejaron dos campañas electorales separadas y autónomas tanto en el lugar de sus oficinas, en la dirección, administración, financiamiento y estrategias: una, la campaña presidencial del ingeniero Enrique Bolaños y la otra, la campaña de los diputados de la Alianza PLC-CCN-PRN.


Para efectos de control de los gastos de campaña electoral y del correspondiente reembolso de gastos de los partidos políticos, el Consejo Supremo Electoral emitió las normas básicas para la administración y control de la asignación estatal presupuestaria y otros recursos destinados para gastos de la campaña electoral de las organizaciones políticas participantes en las elecciones del año 2001. El artículo 14 de esta normativa estableció que cada partido político o alianza de partidos políticos debía efectuar tres rendiciones de cuentas parciales y debidamente documentadas en las siguientes fechas:


Primera rendición el 17 de septiembre de 2001.
Segunda rendición el 15 de octubre de 2001.
Tercera rendición el 12 de noviembre de 2001 —después de los comicios—.


Estas rendiciones de cuentas debían ser presentadas por los partidos políticos o alianzas de partidos políticos, debidamente foliadas y selladas por un contador público autorizado y por el Representante legal de la correspondiente organización política.


Cumpliendo con esta normativa que ordenaba las tres rendiciones de cuentas, el equipo de administración de la campaña presidencial del candidato a la presidencia Enrique Bolaños Geyer hizo entrega al CSE de los informes de rendiciones de cuentas por medio del representante legal propietario de la Alianza PLC-CCN-PRN, Wilfredo Navarro Moreira, quien firmó cada una de esas tres rendiciones de cuentas en las que se declara la existencia de cuatro cuentas bancarias:

  1. No. 0019001214 en dólares en el Banco Caley Dagnall.
  2. No. 001703739536 en córdobas en el Banco de la Producción (BANPRO).
  3. No. 0015001476 en córdobas en el Banco Caley Dagnall,
  4. No. 0101218191 en dólares en el BANCENTRO.

 

Todas estas cuentas fueron utilizadas en el período comprendido del 18 de agosto de 2001 al 12 de noviembre de 2001, única y exclusivamente para financiar los gastos de la campaña electoral de la Alianza PLC-CCN-PRN, tal y como lo establece el Art. 104 de la Ley Electoral y las normas contables electorales.


Las firmas autorizadas en la campaña presidencial del candidato Bolaños, de cada una de estas cuatro cuentas fueron las siguientes, todas ellas funcionarios de la campaña presidencial de Bolaños, excepto Jorge Castillo Quant, en calidad de miembro del CEN del PLC:

  1. Cuenta No. 0019001214: Arturo Harding Lacayo, Miguel Ángel García, Delia Bermúdez, Julio Vega Pasquier y Fausto Carcabelos Molina.
  2. Cuenta No. 001703739536: Miguel Ángel García, Julio Vega Pasquier, Jorge Castillo Quant, Arturo Harding Lacayo, Eduardo Montealegre Rivas, Vilma Rosa León York, Delia Bermúdez y Adolfo Miranda Sáenz.
  3. Cuenta No. 0015001476: Arturo Harding Lacayo, Miguel Ángel García, Delia Bermúdez, Julio Vega Pasquier y Fausto Carcabelos Molina.
  4. Cuenta No. 0101218191: Miguel Ángel García, Julio Vega Pasquier, Arturo Harding Lacayo, Eduardo Montealegre Rivas, Delia Bermúdez, Fausto Carcabelos Molina y Adolfo Miranda Sáenz.

 

Así mismo, se hizo entrega al CSE de los originales de los libros Mayor, Diario y Auxiliar de Contabilidad, que contenían los registros contables de los gastos de campaña electoral de Bolaños y que se corresponden con los movimientos de las cuentas bancarias reportadas en cada una de las rendiciones de cuentas.

 


Se destapa la Huaca 2


Gracias a la investigación que generaron las falsas acusaciones de los arnoldistas contra el presidente Bolaños y sus asesores, la Contraloría General de la República descubrió que la casa de campaña del PLC (la campaña de los diputados) manejó ocho cuentas bancarias que nunca reportó al CSE. Los firmantes eran: René Herrera Zúñiga, Luis Benavides Romero, Carlos Noguera Pastora, Jorge Castillo Quant, Jamileth Bonilla Madrigal, Byron Jerez Solís, Gilberto Wong Chan, Leopoldo Navarro Bermúdez, Miguel Rosales Ortega, Oswaldo Arteaga y David Robleto Lang, entre otros; todos ellos miembros activos del Partido Liberal Constitucionalista y hasta directivos del mismo, y muchos de ellos al mismo tiempo funcionarios públicos del gobierno del doctor Alemán.


Todos los firmantes de las cuentas bancarias de la campaña presidencial de Bolaños formaban parte del equipo de su campaña, excepto Jorge Castillo Quant, miembro del CEN del PLC y candidato a diputado, integrado por la campaña de Bolaños como miembro del CEN para dar a la otra campaña un factor de vigilancia. Se vuelve a recalcar y recordar que las campañas por la presidencia/vicepresidencia de la Republica y la de los diputados se manejaron independiente una de la otra, en diferentes casas de campañas, dirigidas, administradas y contabilizadas de modo independiente, por diferente personal y financiada por recursos enteramente separados.



Auditores de la CGR encuentran huaca en los bancos


En los folios dos y tres del Acta realizada por los auditores de la Contraloría General de la República (CGR) en los bancos del sistema financiero nacional, se lee textualmente lo siguiente:


Se tiene a la vista documentación de las cuentas 10025012906084 y 10010011592181 cuentas relacionadas cuenta 6084 cuenta de ahorro y la cuenta 2181 cuenta corriente, la cuenta 6084 a nombre de Partido Liberal Constitucionalista PLC, firmantes Carlos Antonio Noguera Pastora, René Herrera Zúñiga, Luis Enrique Benavides y Jorge Alberto Castillo Quant, fecha de apertura 16-05-01 con un monto de $145.490,65 (ciento cuarenta y cinco mil cuatrocientos noventa dólares con sesenta y cinco centavos)…transferencia recibida de BANK OF AMERICA con fecha 30/04/02 por un monto de $400.000,00 (CUATROCIENTOS MIL DÓLARES), menos cien dólares de comisión ordenado por FUNDACIÓN DEMOCRÁTICA NICARAGUENSE. Cuenta número 2181 a nombre del Partido Liberal Constitucionalista con fecha de apertura 20-1-99, monto  $21.415,00 (veintiún mil cuatrocientos quince dólares netos), sus firmantes Carlos Antonio Noguera Pastora, René Herrera Zúñiga, Luis Enrique Benavides y Jorge Alberto Castillo Quant, fecha de cierre 15-10-02 […] Posterior se continúa con la cuenta número 03867196, con fecha de apertura 11-10-01, cuenta corriente con un monto de C$1.538.497,08 (UN MILLÓN QUINIENTOS TREINTA Y OCHO MIL CUATROCIENTOS NOVENTA Y SIETE PUNTO CON OCHO CENTAVOS DE CÓRDOBAS), firmas autorizadas Carlos Antonio Noguera Pastora, Jorge Alberto Castillo Quant, Gilberto Enrique Wong Chan y René Herrera Zúñiga, y en este estado nos presenta el licenciado Arturo Arana la cuenta de ahorro número 7203 relacionada con la cuenta número 7196 con fecha de apertura 11-10-01, monto C$6.761.007,00 (seis millón, setecientos sesenta y un mil con siete córdobas netos) depositado por la Alianza PLC-CCN-PRN cuenta de campaña de la alianza, fecha de cierre 2-01-02 y aclara que ésta no estaba solicitada en la inspección, pero como tiene relación con la cuenta antes mencionada, hace entrega de la documentación…

 


Resumen de las cuentas bancarias del PLC


Para facilitar la lectura de ese informe presentado arriba y elaborado por los auditores de la CGR, se presenta a continuación un resumen que incluye las cantidades depositadas en esas cuentas de la campaña de los diputados del PLC, que manejó el propio equipo de campaña de los diputados y que nunca rindieron ningún informe al CSE:

1.- Cuenta No. 10010001592175 C$         65. 537.292,54
2.- Cuenta No. 10025003867203         C$         46. 266.907,04
3.- Cuenta No. 10010003867196 C$         35. 012.712,04
4.- Cuenta No. 10011702909669 C$         17. 312.074,01
5.- Cuenta No. 10010002307648 C$          7. 605.985,66
6.- Cuenta No. 10011702930713 C$          5. 011.402,30
  __________________
Sub Total en córdobas C$        176.746.373,59
   
7.- Cuenta No. 10010011592181 US$        2.880. 987,88
8.- Cuenta No. 10025012906084 US$           633. 940,64
  __________________
Sub Total en dólares US $  3.514. 928,52


 

Dinero proveniente de instituciones estatales


La Contraloría también determinó que parte de ese dinero especificado en las cuentas anteriores, incluye dinero proveniente de instituciones del Estado. Se presente la lista de los depósitos provenientes de instituciones del Estado, de acuerdo a los datos del informe de auditoría de la CGR:


1.- En la Cuenta No. 10010011592181, se depositó:

Del Ministerio de Relaciones Exteriores US$     1.776,00
De la Presidencia Ejecutiva de ENEL US$     4.162,00


2.- En la cuenta No. 10025012906084, se depositó:

De INISER                                         US$     1.151,84


3.- En la cuenta No. 10025003867203, se depositó:

Del Banco Central de Nicaragua C$ 20.844.391,60                           


4.- En la cuenta No. 10010001592175, se depositó:

De Asamblea Nacional                                  C$         572.692,44
Del Banco de la Vivienda de Nicaragua: C$           61.204,80
De Compañía Nacional Productora de Cemento: C$           44.668,19
De Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales C$                760,00
De Junta General de CORNAP C$           82.991,95
De Corporación de zonas Francas C$           21.306,58
De Dirección General de Aduanas C$         318.867,74
De Dirección General de Ingresos C$           53.768,95
De Empresa Nicaragüense del Petróleo C$           79.975,63
De ENACAL C$         334.446,32
De Empresa Nicaragüense de Electricidad C$         392.044,16
De ENITEL C$         402.996,43
De Fondo de Inversión Social de Emergencia C$           89.705,00
De Instituto Nacional Tecnológico C$           56.182,46
De Instituto Nacional de Estadísticas y Censos C$                394,21
De INISER C$         140.800,00
De INSS – Presidencia Ejecutiva C$         147.046,22
De Instituto Nic. de Tecnología Agropecuaria C$           44.699,19
De TELCOR C$           39.795,04
De Lotería Nacional Nueva Guinea C$                840,42
De Ministerio Agropecuario y Forestal C$           52.727,31
Ministerio del Ambiente y los Recursos Naturales C$                850,00
De Ministerio de Hacienda y Crédito Público C$      1.460.164,74
De Correos de Nicaragua C$             1,662.30
De Instituto Nic. Acueductos y Alcantarillados C$           13.650,00
  _______________
TOTALES C$    25.213.962,89                          US$        7.089,84

 

Nota: Todos estos mismos datos son datos tomados de los informes de auditorías realizadas por los auditores de la CGR en los bancos del sistema financiero, que fueron presentados el 18 de octubre de 2004 por el presidente Bolaños ante la nación, en acto público en el Centro de Convenciones Olof Palme, en defensa contra la burda acusación que hizo la CGR contra él y parte de su gabinete de gobierno, de cometer delito electoral. La CGR quiso enlodarlos para con eso tratar de enjuagar a los verdaderos culpables.



¿Cerró sus ojos la justicia?


Entre estos US$3.514.928 y C$176.746.373 encontrados en las cuentas bancarias del PLC por los auditores de la CGR van incluidos US$ 7.089,84, más C$ 25.213.962,89 provienen de instituciones estatales.


El Arto 105 de la Ley Electoral establece claramente la responsabilidad de los administradores o representantes legales:


Art. 105 - […] Los partidos políticos o alianzas de partidos que recibieren contribuciones prohibidas incurrirán en una multa equivalente al doble de la donación o contribución ilícita, sin perjuicio de las otras sanciones establecidas en esta Ley y las penales que correspondan para las Autoridades, Mandatarios y/o Representantes que hubieren intervenido en el hecho punible.


Tampoco el Ministerio Público (la Fiscalía) llevó a cabo ninguna acción legal contra el PLC ni contra los autores por traslados de varios millones de córdobas de las arcas de instituciones del Estado a cuentas bancarias del Partido Liberal Constitucionalista. Los fiscales voltearon la cara y se hicieron los desentendidos.


¡Pero Dios es Grande!


Si los PLCistas no hubieran levantado falsedades contra el presidente Bolaños, quizás nunca se habría iniciado la investigación que dio como resultado encontrar la existencia de esas ocho cuentas bancarias ocultadas por la alta dirigencia del PLC. Tampoco la historia conocería quienes fueron los funcionarios que emitieron esos desembolsos de cuentas del Estado, todos ellos, funcionarios del gobierno del doctor Alemán. Así, la falsa acusación contra el presidente Bolaños y sus colaboradores y administradores, le regresó a los mismos acusadores como boomerang. ¡Dios es Grande!


Solo el equipo de Bolaños reportó sus finanzas


Después de cerrada la campaña, la administración de la campaña del ingeniero Enrique Bolaños reportó su tercero y último informe financiero e hizo entrega de sus libros contables al Consejo Supremo Electoral, por medio del representante legal del PLC Wilfredo Navarro, tal como mandaba la ley.

Pocos días después, don Pablo Bonilla, auditor interno de la campaña de los diputados de la Alianza PLC-CCN-PRN, en escrito fechado el 9 de noviembre de 2001 pidió al CEN del PLC que rindiera sus cuentas para presentarlas al CSE ya que a esa fecha lo presentado ha sido solo lo de la campaña presidencial del candidato a la Presidencia, Enrique Bolaños Geyer. Dijo él en el penúltimo y último párrafos de su escrito al CEN:


No obstante el total presentado por la Campaña Presidencial de don Enrique Bolaños, daría lugar a un reembolso estimado entre 40 y 42,5 millones de córdobas. En vista del número de votos […] se podría aspirar a un reembolso de 48,3 millones de córdobas por lo que es necesaria la colaboración de CONTROL ELECTORAL.



Más ataques vanos contra Bolaños

 

Anécdota


El presidente Bolaños salió de Libia de regreso el martes 12 y aterrizó a las 11 a.m. del día 13 en Cleveland donde descansaría un par de días en visita a sus familiares. A las 5 p.m. le informaron de la Presidencia que la CGR había pedido ese día a la Asamblea Nacional su destitución de la presidencia. Al día siguiente a las 7:30 salió urgente hacia Managua, vía Miami, donde solo tendría 10 minutos para cambiar avión. No había tiempo, porque aterrizaba en una terminal de vuelos domésticos y tendría que caminar hasta la terminal internacional.


El cónsul José Velázquez, con ayuda del amigo Peter Dolara, vicepresidente de American Airlines en Miami, consiguió que un automóvil pasara por tierra al presidente, de las gradas de un avión a las gradas del otro avión. Arribó a Managua a las 10:30 e inmediatamente comenzó las acciones en contra de esa arbitrariedad de la CGR.
 

Después de este fiasco del PLC contra Bolaños, el alemancismo urdió más ataques falaces contra Bolaños creyendo que al difamarlo, se defienden ellos mismos y enjuagan a su caudillo. Pero una vez más, en su desesperación vuelven a cometer el error de empecinarse en atacar con falsedades.

El presidente Bolaños viajó a Libia el viernes 8 de octubre de 2004, en busca de la condonación de la deuda de más de 200 millones de dólares que Libia había ofrecido conceder de acuerdo a la iniciativa HIPC ante el Club de París, y regresó a Managua el jueves 14.

Durante su ausencia, el día martes 12 la Contraloría General de la República remitió a la Asamblea Nacional la Resolución No. RIA-310-04 en la que determinó responsabilidad administrativa a cargo del señor Presidente de la República, y lo sancionó con una multa de dos meses de salario y, a la vez, también solicitó a la Asamblea Nacional que “proceda a destituirlo de su cargo por no tener esta institución la competencia de ley para ejecutarla, dada la alta investidura del ciudadano Presidente de la República.

Se trataba, pues, de un golpe de Estado fundamentado en una resolución administrativa. Para ellos, esta era una forma astuta de destituir al presidente, pero para el mundo era un acto absurdo y dañino para la gobernabilidad el régimen de derecho.


En la comunicación, los magistrados contralores acusan a Bolaños de violar las leyes de la Contraloría al no entregar la información (que bien sabía la CGR que es de la época de la administración de Alemán) solicitada en una investigación que sobre delitos electorales dice que realizaba la CGR en la Presidencia, Banco Central, Ministerio de Hacienda y Sistema Financiero Nacional.


En Nicaragua la actuación de magistrados y diputados no goza de una imagen imparcial, tanto en el ámbito nacional como entre los miembros de la comunidad internacional. Cada magistrado se considera sujeto a los dictados del caudillo que lo patrocinó al puesto o cargo que desempeña y, por ello, la reacción nacional e internacional rechazando esa artera trama fue inmediata:


Reacción del COSEP. Ante la reciente resolución de la Contraloría General de la República, en la que solicitó a la Asamblea Nacional la destitución del presidente de la República, hizo saber al sector empresarial y a la comunidad Internacional, y ciudadanía en general, su más enérgico rechazo a tal pretensión, por no tener el citado organismo la facultad para pedirla. Etcétera.


Reacción del SICA. El Consejo de Ministros de Relaciones Exteriores de los Estados miembros del SICA emitió el 18 de octubre una resolución en la que condenaron todas aquellas acciones que pretenden desestabilizar o interrumpir el proceso democrático, la gobernabilidad y el estado de derecho en cualquier país de la región. Respaldan y reconocen la valiente lucha emprendida por el presidente Bolaños contra la corrupción y a favor de la democracia en Nicaragua.


Reacción de Estados Unidos. Por medio del subsecretario adjunto del Departamento de Estado, Dan Fisk:


El presidente Bolaños, elegido democráticamente como Presidente de Nicaragua, ha luchado con coraje en contra de la corrupción y a favor de un Gobierno ético y transparente. Apoyamos al presidente Bolaños, a quien consideramos un buen amigo de Estados Unidos, y aplaudimos sus esfuerzos por traer (sic) a los políticos corruptos ante la justicia. Respaldamos al presidente Bolaños y seguiremos trabajando con él y con todas las otras fuerzas democráticas en Nicaragua para terminar con la corrupción y brindarles prosperidad a los nicaragüenses, quienes se lo merecen.


Reacción de los presidentes de C.A. La mañana del sábado 16 de octubre de 2004, los presidentes de Centroamérica se reunieron en el salón de protocolo del Aeropuerto Internacional de Managua y en una declaración suscrita durante esa cumbre extraordinaria por los siete gobiernos, leída por el presidente de El Salvador Elías Antonio Saca, los mandatarios piden a la OEA “disponer una visita urgente de una misión a Nicaragua y la asistencia para el fortalecimiento y la preservación de la institucionalidad democrática en este país”.


¿Qué buscaba esta nueva trama?


Resulta que el 22 de julio de 2000 (durante la administración de Alemán), el PLC recibió de una tal cuenta que ellos llamaron Donación Taiwán la suma de 490 mil dólares, que los usó para gastos de campaña de sus candidatos a alcaldes en las elecciones municipales de noviembre de ese año. Sea como fuere, en el año 2000, Enrique Bolaños todavía no era siquiera candidato a la Presidencia (fue oficializado candidato del PLC el 28 de enero de 2001). Sin embargo, la CGR le pedía dar cuenta del origen y uso de esos 490 mil dólares, cuando la verdad que conocía la misma Contraloría era que el PLC recibió y usó esos fondos en su campaña electoral de alcaldes del año 2000.


Quizás el error de Bolaños fue usar, un año después como candidato a la Presidencia de la República por el PLC, esa misma cuenta bancaria del PLC como una de las cuentas bancarias para el manejo de los fondos de su campaña. Pero, al momento de usar esa cuenta en su campaña presidencial, esta no tenía ningún movimiento desde noviembre del año 2000, y solo tenía un saldo de 1.553 dólares, cuya procedencia Bolaños y su equipo de campaña desconocían. La auditoría de la CGR sabía que esos 490.000 dólares habían sido recibidos en julio de 2000, durante la Administración de Alemán y no en la de Bolaños. Ni Bolaños ni sus funcionarios conocían de la tal Donación Taiwán de 490 mil dólares para el PLC, y no podían, pues, rendir cuenta sobre el origen y uso de ese dinero.


Para atender las indagaciones que la CGR hacía en Casa Presidencial, el presidente acreditó ante la CGR a sus secretarios jurídicos doctores Fernando Zelaya Rojas, Macario Estrada y Julio Vega, entonces secretario de la Presidencia, quienes en 5 ocasiones proporcionaron documentos solicitados por la CGR.


En el punto 20 del informe de la CGR sobre los resultados de sus Auditorías referentes al caso de la tal Donación Taiwán, la CGR reconoce que:


… del 24 de marzo al 23 de abril de 2003, se procedió a la revisión y reproducción de los documentos relacionados a las Auditorías sobre Transferencias de dinero efectuado por la Tesorería General de la República al exterior, la que incluye los movimientos de la cuenta contable conocida como Donación Taiwán y de las cuentas especiales de la Presidencia de la República (Expediente 1111-2002 relativo al lavado de dinero) así como de la Auditoría sobre Delitos Electorales (expediente 1496-2002)  Se revisaron y analizaron alrededor de treinta (30) legajos o tomos de papeles y no encontramos ningún documento adicional de importancia para los fines y objetivos de nuestra Auditoría Especial.



Bolaños destapa la trama de la Contraloría


El ingeniero Bolaños se presentó a las 6 pm del 18 de octubre de 2004 en el Centro de Convenciones Olof Palme donde por televisión y ante el cuerpo diplomático, el gabinete de gobierno e invitados especiales, personalmente rindió cuentas a la nación sobre la fuente y uso de los fondos de su campaña, sus tres presentaciones de sus cuentas de campaña al CSE, y manifestó que, sin su conocimiento ni consentimiento, quizás a lo sumo solo pudo haber usado hasta un máximo de 1.553 dólares del saldo que le quedó al PLC sobre el cheque de 490 000 dólares de la Donación Taiwán, que usó el PLC como parte de sus gastos en la campaña de alcaldes nacionales en el año 2000.


Nota: En esta presentación se usaron informes tomados de la auditoría de la CGR.


Ese mismo día arribó a Managua la Comisión de la OEA, encabezada por su secretario general interino, Luigi Einaudi y el embajador, expresidente de Panamá, Arístides Royo en respuesta a la solicitud de los presidentes centroamericanos para investigar in situ la intención de destitución del presidente Bolaños de parte del CGR, por un supuesto delito electoral.


Al día siguiente, 19 de octubre de 2004, en los salones de prensa de Casa Presidencial, Leonardo (Nayo) Somarriba, tesorero de la campaña de alcaldes del PLC en el año 2000, junto con Miguel Ángel García (administrador de la campaña presidencial de Bolaños), dieron una conferencia de prensa en un salón lleno de periodistas e invitados para mostrar copias de los cheques emitidos por el PLC para financiar la campaña municipal de 2000, cuando Bolaños ni siquiera era aspirante a candidato del PLC.


 

Ck donación Taiwán US$  $ 490.000,00
   
Ck 22 jul. 2000 $    95.000,00
Ck 27 jul. 2000 $    50.000,00
Ck 02 ago. 2000 $  150.000,00
Ck 08 ago. 2000 $  150.000,00
Ck 09 ago. 2000 $    41.850,00
Ck 06 nov. 2000 $      1.597,00
  ___________
Suman gastos $  488.447,00
Queda sobrante $      1.553,00
  ___________
Suman $ 490.000,00

 

  

 

  

 

  

 

 

Exposición de Bolaños


A la vez, en ese mismo acto, Bolaños presentó otra exposición en la que explicaba en pasos sencillos, que esta acusación trataba de una burda trama contra él. A continuación se presenta lo que dicen las diapositivas de su presentación y lo que él explicó:


Para entender bien el tema de los supuestos delitos electorales, debemos estar claros de que en esos años en Nicaragua se manejaron tres distintas campañas:


Campaña Municipal del año 2000
Campaña de diputados del año 2001
Campaña de presidente del año 2001


Yo solo manejé mi campaña: la Presidencial de 2001; es por ella que soy responsable y puedo dar cuenta hasta del último centavo. Pero hay quienes con mala intención mezclan las tres campañas en una sola.


Las tres campañas se manejaron de forma separada. En el año 2000, cuando se realizaron las elecciones municipales, yo ni siquiera era candidato a la presidencia. En el 2001, cuando se realizan paralelamente las elecciones de diputados y las de presidente de la República, las campañas fueron separadas, incluso físicamente. Mi centro de campaña estaba en el edificio trasero del complejo llamado Vimsa. La campaña de los diputados estaba en las oficinas del PLC ubicado en el edificio delantero de Vimsa. Eran dos equipos de campaña totalmente separados con administración, financiamiento, contabilidad, estrategia, objetivos, jefe de campaña, personal administrativo, etcétera, diferente.


Los administradores de mi campaña informaban al Consejo Supremo Electoral de todos los ingresos y egresos, puntualmente en las fechas establecidas en la ley. Se rindieron tres informes:


El primero el 17 de septiembre del 2001.
El segundo el 15 de octubre del 2001.
El tercero el 12 de noviembre de 2001, ya concluida la campaña y cerrados los libros.


A la vez se entregaron al CSE los libros contables. Allí, la CGR, el CSE, los medios y cualquier persona interesada pueden revisar lo que deseen.


Byron Jerez ha dicho: “Yo entregué por orden del PLC el cheque de 490,000 al ingeniero Leonardo Somarriba para los gastos de la campaña municipal. Después de la campaña municipal dejé la tesorería del PLC y no participé en ningún comité en la campaña de don Enrique Bolaños”.


Bolaños concluyó diciendo: “Son los que emitieron ese cheque de una cuenta en Panamá los que tienen que aclarar sobre la procedencia de los 490 mil dólares. Enrique Bolaños, no es responsable de la emisión o recibo del cheque ni cómo se usó ese dinero”.


Recurso de Amparo de Bolaños

Los Alegatos

El mismo Byron Jerez ha confirmado que estos fondos fueron para la campaña municipal cuando dijo:

"Yo entregué por orden del PLC el cheque de 490,000 al Ing. Leonardo Somarriba para los gastos de la campaña municipal. Después de la campaña municipal dejé la Tesorería del PLC y no participé en ningún comité en la campaña de Don Enrique Bolaños".

Además de esta explicación a la nación, el 3 de noviembre de 2004 el presidente Bolaños presentó un Recurso de Amparo ante el Tribunal de Apelaciones de Managua en el que explicó que en calidad de presidente de la República él compareció como testigo ante una citatoria de la Contraloría General de la República (CGR) que hacía una investigación sobre el origen y uso de $ 490 000 dólares de la cuenta MHCP-Ministerio de la Presidencia-Fortalecimiento Institucional-Donación Taiwán y otra cuenta del MHCP llamada Apoyo Institucional. Declaró no saber nada sobre esa cuenta ni sobre esa suma.

Posteriormente, sin conocer ninguna investigación contra él, la CGR lo convierte de testigo en condenado a pagar una multa y ser destituido de la Presidencia de la República.


El 16 de noviembre, la Sala Civil número Uno del Tribunal de Apelaciones de Managua ordena tramitar el Recurso de Amparo interpuesto por el presidente, suspende el acto de aplicación de la multa, pero no declara la suspensión del acto de la destitución del cargo de presidente de la República.


Posteriormente se conoció el informe rendido por la Comisión Luigi Einaudi-Arístides Royo a la OEA, en el que destacó las observaciones recogidas de los diversos sectores que razonaron que el intento de destitución del presidente pueda que no se ajuste a las normas jurídicas y que: “Un juzgamiento presidencial, por motivos políticos y sin asidero jurídico, produciría una reacción internacional que afectaría a Nicaragua de diversas maneras”.


El embajador Royo agregó: “Debemos expresar aquí que los diversos sectores con los que conversamos reconocieron la proverbial honestidad del presidente Bolaños”.


Así se derrotó en esa ocasión el burdo, insólito, tramposo e ilegal intento de destitución del presidente.    
 

 

_________________________________

1 La Prensa, Investigan fondos PLC, 30 de abril de 2002

2 La Prensa, Piden investigar fondos de campaña del PLC, 1 de mayo de 2002

3 La Prensa, Presentan cuentas de la campaña de Bolaños, 4 de mayo de 2002

4 La Prensa, PLC retrocede en caso de fondos para su campaña, 2 de mayo de 2002